sábado, 27 de octubre de 2007

Bebeta


Esta poesía la hice cuando nació, en Río Cuarto, Córdoba, la quinta de mis hijos. Para ella, y para que la conozcan...

Bebeta es, un capullito de sol
Es aroma de flores frescas.
Es la quinta de las luces de mi vida.
De nuestras vidas.

Sus ojos encandilan dulzura.
Y su sonrisa repiquetea amor.

Bebeta es, porque tuvo que ser.
Abrigo de inviernos idos.
Murmullo de aguas no atrapadas.
Media lengua y tropezones.
Más caricias. Moretones.

Bebeta crece rauda, desprolijamente.
Se nos va escapando. Va viviendo, con cuatro guías
a su lado.
Dos torretas que miran con asombro
y la picardía de aprender todo.

Bebeta es un capullito de sol.
Es el premio final a nuestras ansias.

GUILLERMO REYNA ALLAN

4 comentarios:

Liduvina dijo...

Cuánto amor se huele en esa poesía.

Felicitaciones.

Música Selekta dijo...

Ahhh... picarón... me tenías escondida esa veta de poeta...
Me alegro mucho que tengas ese don para expresar tus sentimientos.
Un beso muy grande para todos los integrantes de tu familia que, según veo, han crecido mucho desde que me fui de Posadas.
Los quiero mucho.
Fer

Guillermo Reyna Allan dijo...

Gracias Liduvina. Mantenete en contacto. Un beso

Guillermo Reyna Allan dijo...

Gracias Fer. Un beso enorme