sábado, 26 de diciembre de 2009

GOTAS DE NAVIDAD



Por
Emma-Margarita R. A.-Valdés



Ave, fiel María,
mística azucena,
célica pureza,
de gracia bendita.
A Dios dices fiat
y por tu largueza
gestas a "El Mesías".
Con San José ha florecido
el lirio de la pureza,
es el varón elegido
para cuidar la Belleza.

El aura de santidad
resplandece en su cabeza,
su obediencia y su bondad
son la luz de su grandeza.
Cantan los ruiseñores,
florece el lirio,
un varón santo y fuerte
cuidará al Niño.
A San José
Dios le encarga que vele
la Paz y el Bien.

María es elegida
virgen y madre,
y San José, su esposo,
el casto padre.
Noble José,
disfrutará del gozo
nuevo en Belén.

Viaja el Amor
y salta de alegría
el precursor.
¡Feliz encuentro!.
María, el Salvador
está en tu centro
Un despertar de párpados confusos
asolan a José.
En su pecho aletean
palomas indecisas sin destino.
Noticias de la luz
pueblan de resplandores sus contrarios
con claridad de nido.
A José dice el ángel
que está en María
el salvador del mundo,
el Rey Mesías.
Y sus grandes temores,
ciegas espinas,
se alejan de su mente
¡Cuánta alegría!.
En Belén de Judá
nace el Mesías,
en nueva humanidad
siembra alegrías.
Entre pañales
late la libertad
de los mortales.
Un ángel da la Nueva
a los pastores,
que nació el Rey de reyes,
digno de honores.
¡Gloria a Dios! ¡Gloria a Dios
en las alturas!
¡Paz a los hombre buenos!
¡Paz y venturas!
De los pastores
hizo Dios los primeros
adoradores.


Suavidad y ternura,
florecida dulzura
de amor de madre al hijo.
Virginal hermosura
que al Niño da cobijo.
Camino de Belén
van los pastores,
las ovejas retozan
por los alcores.
Una estrella señala
con sus fulgores
que ha nacido el Mesías
Amor de amores.


El Niño Jesús dormía,
los ángeles le cantaban,
los pastores le adoraban
y la Virgen sonreía.

Está el Niño Jesús
en el pesebre,
vienen a visitarle
siervos y reyes.
La estrella brilla,
nos señala el camino
de la alegría.
La Buena Nueva
por el mundo se extiende
¡el Amor llega!.
¡Vamos, vamos ,vamos!
vamos al Portal,
que el Niño Jesús
nos quiere abrazar.
¡Vamos, vamos ,vamos!,
vamos a Belén,
que el Niño Jesús
nos trae Paz y Bien.

Cantemos, cantemos
al Niño Manuel,
que viene del cielo
con fuego y laurel.
Cantemos, cantemos
al Niño Manuel,
que trae el lucero
del amanecer.


El Niño nos bendice
con su manita
y sus ojos sonríen
cuando nos mira.
Le ofrecemos juguetes,
sábanas limpias,
y lo que el Niño quiere
son más caricias.
Viene en misión de amor
desde otra orilla
para dar el perdón,
cerrar la herida.


En esta noche de Reyes,
todo mi oro incienso y mirra,
si el buen Niño-Dios lo quiere,
sea suyo con mi vida.

Circuncisión.
Bautismo de agonía,
presentimiento
de azotes y de clavos,
de espinas y lanzada.
Esta sangre infantil
es inicial ofrenda,
néctar de amor cautivo
en el ara del mundo.


Hacia el templo, María,
vas con el Hijo.
Allí está Simeón,
siervo bendito.
Te anuncia un gran martirio.
Será el dolor
causa de la alegría
y del perdón.

Nos dijeron los cielos
que tú naciste
para salvar al mundo
mortal y triste.
Con tu venida
redimiste a los hombres
de su caída.
Cantamos aleluya
los rescatados,
de la condena eterna
fuimos salvados.
Con tu venida
nos diste libertad,
¡Rey de la Vida!.

Una estrella luminosa
guía al hombre penitente
hacia un niño sonriente
y una doncella preciosa.
En actitud amorosa,
sus bracitos extendidos,
somos todos acogidos
por la gloriosa bondad
del niño, que en santidad
nos salvará, redimidos.

Es la doncella María,
madre-virgen cariñosa,
medianera, generosa,
que al Señor ha dicho fiat.
¡Qué extraordinaria alegría!,
en su regazo Emmanuel
late, por ser ella fiel
al Dios de Amor y Verdad,
por su entrega y caridad
es la puerta del vergel.

miércoles, 2 de diciembre de 2009

De la fila 9 en adelante....‏


"NINGÚN ÉXITO EN LA VIDA, JUSTIFICA EL FRACASO EN LA FAMILIA"


Impactante conferencia de un sobreviviente de los Andes.


Los consejos de Fernando Parrado, sobreviviente de los Andes 'Lo importante viene después del trabajo' Conmovió a 2,500 ejecutivos en Expo Management con una recomendación: apoyarse en la familia.


¿Qué conferencista logra hoy colmar un auditorio de 2,500 ejecutivosy empresarios, muchos con sus mujeres e hijos, y hablar durante una hora y media sin que nadie pierda detalle del tema ?


Fernando Parrado,uno de los 16 sobrevivientes de la tragedia de los Andes,a 36 años de aquella historia que asombró al mundo, consiguió hacealgunos meses más que eso: Conmover a un foro de negocios ycapacitación empresarial al transmitir las simples moralejas que ledejaron vivir 72 días en plena Cordillera sin agua ni comida.


Fue durante la jornada de cierre de Expo Management 2008. Su presentación, un monólogo sin golpes bajos acompañado por vídeos eimágenes de la montaña, tuvo dos etapas bien diferentes. En la primera narró, con un relato íntimo repleto de anécdotas, losmomentos que lo marcaron de aquella odisea a 4000 metros de altura enla que perdió a buena parte de sus amigos, además de su madre y su hermana.


'¿Cómo es posible sobrevivir donde no se sobrevive?', se preguntó. 'Sobrevivimos porque hubo liderazgos, toma de decisiones y espíritu deequipo, porque nos conocíamos desde mucho antes', dijo. Y arrojó un primer disparador. "En la vida el factor suerte es fundamental". Cuando llegué al aeropuerto de Montevideo no daban número de asiento para el avión. A mí me tocó, de casualidad, la fila 9, junto a mi mejor amigo. Cuando el avión chocó en la montaña, se partió en dos. De la fila 9 para atrás no quedó nada. Los 29 sobrevivientes al primer impacto viajaban en la parte que quedó a salvo.'


De ellos, dijo, 24 nosufrieron un rasguño. Así, los menos golpeados empezaron a ayudar, actuando como unverdadero equipo. Administramos barritas de chocolate y maní al punto de comer un grano por horas cada uno. Marcelo, nuestro capitán y líder, asumió su rol para contenernos cuando le preguntábamos qué pasaba porque no llegaba el rescate. Decidimos aguantar.' Pero días después el líder se desmoronó. La radio trajo la noticia de que había concluido el rescate.' ¿Cómo hubieran reaccionado ustedes? El líder se quiebra, se deprime y deja de serlo. Imagínense que yo cierro esta sala, bajo la temperatura de -14 grados sin agua ni comida a esperar quién muere primero. 'Se hace un silencio estremecedor de la primera a la última fila. 'Ahí me di cuenta de que al universo no le importa qué nos pasa. Mañana saldrá el sol y se pondrá como siempre. Por lo tanto, tuvimos que tomar decisiones.


En la noche 12 o 13 nos dijimos con uno de los chicos: «¿Qué estás pensando?» «Lo mismo que vos. Tenemos que comer, y las proteínas están en los cuerpos. »Hicimos un pacto entre nosotros, era la única opción. Nos enfrentamos a una verdad cruda e inhumana.' Desde la primera fila, decenas de chicos llevados por sus padres escuchaban boquiabiertos. Parrado apeló a conceptos típicos del mundo empresarial. 'Hubo planificación, estrategia, desarrollo. Cada uno empezó a hacer algo útil, que nos ayudara a seguir vivos: zapatos, bastones, pequeñas expediciones humanas. Fuimos conociendo nuestra prisión de hielo.'


'Hasta que me eligieron para la expedición final, porque lamontaña nos estaba matando, nos debilitaba, se nos acababa la comida. Subí aterrado a la cima de la montaña con Roberto Canessa. Pensábamos ver desde allí los valles verdes de Chile y nos encontramoscon nieve y montañas a 360 grados. Ahí decidí que moriría caminando hacia algún lugar.' Entonces sobrevino el momento más inesperado. Pero, 'Esta no es lahistoria que vine a contar', avisó.


Y contó que su verdadera historia empezó al regresar a su casa, sin su madre ni su hermana, sin sus amigos de la infancia y con su padre con una nueva pareja.


'¿Crisis? ¿De qué crisis me hablan? ¿Estrés? ¿Qué estrés? Estrés es estar muerto a 6000 metros de altura sin agua ni comida', enfatizó. Recordó un diálogo fundamental que tuvo con su padre, que le dijo:'Mira para adelante, anda tras esa chica que te gustaba, ten una vida, trabaja. Yo cometí el error de no decirle a tu madre tantas cosas por estar tan ocupado, de no compartir tantas festividades con tu hermana, no darme el tiempo de platicar con ellas mis vivencias, no decirles cuanto las amaba'.


Y cerró, determinado: 'Las empresas son importantes, el trabajo lo es, pero loverdaderamente valioso está en casa después de trabajar: la familia. Mi vida cambio, pero lo mas valioso que perdí fue ese hogar que ya no existía al regresar. No se olviden de quien tienen al lado, porque no saben lo que va apasar mañana.' Una interminable ovación lo despidió de pie .....


"NINGUN ÉXITO EN LA VIDA, JUSTIFICA EL FRACASO EN LA FAMILIA" Si TU tienes un calido hogar, piensa que al igual que Yo, eres una persona con Suerte !!! Te tocó de la fila 9 hacia adelante, y creeme que la mayoría viaja de la 9 para atrás.

domingo, 29 de noviembre de 2009

¡ Qué sonrisas…!!


No importan las penas..
¡Vivan las alegrías..!!
Cuantos nubarrones forjaron tu vida.

Dejar atrás las tormentas y
abrir paso al sosiego.
Con música, con cantos, con danzas.
¡Qué sonrisas..!!

Vas esquivando tropiezos, sumando flores al camino.
Tus llantos, tan solitarios,
como si no hubieran existido.
Solo tú sabes del miedo,
solo tú, de la mano extendida en el vacío.

Aciertos, desaciertos.
Privaciones y lamentos.
Pero allá… una lucecita.
Es tu alma, tu inocencia.
¡Qué sonrisas..!!

Y sigues riendo. Sigues viviendo.
¿Cómo haces? ¿Cómo puedes?
Es fácil, dicen tus ojos, los que buscan compañía.
La energía que desgastan, yo la tomo como mía.

¡Valga Dios, que ironía..!!
Es tan simple… es tu vida.
Danzas, música, besos,
¡que sonrisas..!!




A mi hija María Eugenia.
Posadas, Noviembre de 2009 - Guillermo ReynaAllan

jueves, 19 de noviembre de 2009

El secreto es perdonar (Por el Padre Leo)

Para que un rencor o cualquier otro problema se transforme en resentimiento dentro de nuestro corazón precisamos alimentarlo con murmurio. Todos nosotros nos decepcionamos cuando algo inesperado nos sucede, eso es normal. El problema está en quedarnos reviviendo después, rumiándolo dentro del corazón. El primer gran secreto para la cura de nuestros resentimientos es entrenar el corazón para que perdone siempre, sin interesar que nos hayan ofendido conciente o inconcientemente. Sin importar se proviene de amigo o enemigo. El secreto está en perdonar. Perdonar siempre. Para perdonar totalmente es importante declarar el perdón.

Sed más bien buenos entre vosotros, entrañables, perdonándoos mutuamente como os perdonó Dios en Cristo (Ef 4,32).

Soportándoos unos a otros y perdonándoos mutuamente, si alguno tiene queja contra otro. Como el Señor os perdonó, perdonaos también vosotros. Y por encima de todo esto, revestíos del amor, que es el vínculo de la perfección (Cl 3, 13-14).

Para perdonar a los demás debemos recordar siempre cómo Dios nos perdonó en Cristo. Debo perdonar a quien me ofendió, no porque yo sea bueno o la persona lo sea, ni porque la merezca. Si tentamos saber si persona tiene culpa o no nos caeremos al murmurio, porque nuestro corazón, en aquel momento, está herido y, de esa forma, nadie piensa correctamente. Por lo tanto, para evitar cualquier posibilidad de alimentar el rencor, el secreto es perdonar inmediatamente. Perdonar como el Señor nos perdona. Para eso hace falta revestirnos de la caridad.

Caridad no es dar algo a alguien, eso es filantropía. Caridad es darse por entero a alguien que no merece. Fue eso lo que Jesús hizo por mí y por ti y por toda la humanidad. Jesús se ofreció enteramente a todos, inclusive, a aquellos que estaban siendo usados para crucificarlo. “Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen’ (Lc 23, 34).

Sólo por el perdón vivido explícitamente nos tornamos, de hecho, hijos e hijas de Dios. Mientras no perdonamos, estamos viviendo como si fuéramos adoptados por el maligno. Que por señal, muchas veces nos comportamos así.

Hace falta perdonar siempre y perdonar especialmente a los que no merecen nuestro perdón. Es el secreto que nos hace actuar como hijos e hijas de Dios


Del libro: “A cura do resentimento”

Fuente: Cancionnueva- ALMAS

sábado, 7 de noviembre de 2009

Hace 39 años Monzón obtenía su primer título mundial

Un 7 de noviembre de 1970 en la ciudad de Roma, obtenía el título mundial de la categoría Mediano tras vencer por knockout en el 12º round a Nino Benvenuti.

Luego de ese combate, el nuevo campeón de peso Mediano declaraba: “Cuando le clavé la mirada estaba pensando: ’Esta noche te voy a matar’ ".

Carlos Monzón fue el boxeador argentino más conocido, aunque no haya sido el más dotado técnicamente, y el que desató más entusiasmo en el público, que sentía por él una admiración incondicional.

Nació el 7 de agosto de 1942, en San Javier, provincia de Santa Fe. Creció en un hogar humilde siendo el quinto de trece hijos y a los 9 años comenzó a practicar boxeo. Como aficionado realizó 87 peleas. Ganó 78, perdió 8 y empató 6. Fue boxeador de peso medio, en 1963 comenzó su primer año como profesional y en 1970 obtuvo el título mundial de los Medianos al vencer a Nino Benvenuti, y conservó su título hasta su retirada en 1977, tras defenderlo con éxito en 14 ocasiones.


Su reinado fue el más largo de la categoría, con una duración de 6 años y 10 meses. Defendió su título y logró unificarlo, obteniendo el de la Asociación Mundial de Boxeo y el del Consejo Mundial de Boxeo, que en ese momento estaba en manos de Valdez.Carlos Monzón es considerado uno de los más grandes deportistas de Argentina, alcanzando la fama que sólo han ostentado personajes como Diego Armando Maradona, Guillermo Vilas o Juan Manuel Fangio.

A su retiro tenía el récord de 102 peleas como profesional, de las cuales sólo empató 10 y perdió 3.Tras su retiro, fue acusado en 1988 del asesinato de su esposa Alicia Muñiz y por el cual fue condenado a once años de cárcel.Cuando se encontraba en la etapa final de su condena, comenzó a gozar de salidas restringidas para trabajar. En una de ellas murió en un accidente automovilístico el 8 de enero de 1995, en la localidad de Los Cerrillos, en la provincia de Santa Fe. Cabe recordar que Monzón también incursionó en el cine. En 1974 filmó con Susana Giménez la película “La Mary”, de donde nació un romance con la actriz que lo llevó a divorciarse de su primera esposa.

sábado, 31 de octubre de 2009

Estrellas celestes






Intenté encontrarlas en los cielos azules.
Me sumergí en galaxias y me crucé con las nubes.
Alguno que otro pájaro me miró en silencio.
Los ángeles sonrieron sin desprecio.

Un cometa me contó su historia, pero
de ellas nada sabía.
Un astronauta loco miró hacia abajo
y mil meteoritos se desplomaron.


Llegué a las puertas de Dios y
golpeé las manos-
Antes que algo dijera me pidieron
que no buscara.

Volví a las tierras, me enterré en los mares.
En alguna llanura sollozé sin llanto.
Miré mi casa, musicalmente hermosa.
Había un brillo. No sé que cosa.

Entré en su cuarto... y allí estaban.
Dos estrellas celestes, en
los ojos de mi niña amada.




Para mi hija Emilia


Guillermo Reyna Allan - Posadas, Abril de 2005

martes, 20 de octubre de 2009

Video: El uso de celular al conducir puede matarte


Ante la creciente cifra de accidentes automovilísticos en la zona, la policía Gales, en Inglaterra, ha recurrido a una medida extrema para impresionar a los jóvenes conductores, informó la BBC News.
Un fuerte y dramático video que dura sólo cuatro minutos, pretende hacer conciencia entre los conductores.
En las imágenes se puede apreciar a una conductora intentando enviar un mensaje desde su celular, lo que termina de manera dramática.
Un reciente estudio de la RAC Foundation, reveló que el 50% del las personas entre los 18 y los 24 años escriben mensajes mientras conducen.
Escribir mensajes resulta encima más peligroso que hablar al móvil, porqué distrae nuestra mirada durante intervalos de 6 segundos.
Los datos de la RAC Foundation dejan claro que contestar a un 'sms' mientras conducimos reduce del 35% nuestra capacidad de reacción.
Te advertimos que las imágenes del video son fuertes.



lunes, 19 de octubre de 2009

Mi sueño sería


Mi sueño sería
colmarte de besos, recoger tu pelo
y descubrir tus ansias.

Mi sueño sería
compartir tus horas
y dejar que el cielo nos ilumine el alma.

Mi sueño sería
atrapar tu risa,
para que el silencio no reconozca mis lágrimas.

Mi sueño sería
vivir muy despacio,
hasta que la muerte me encuentre en tus brazos.


Guilermo Reyna Allan

Posadas - 2004

domingo, 4 de octubre de 2009

Se nos fue....LA NEGRA SOSA

Solo un recuerdo... solo una canción, bastará para que quede siempre entre nosotros...

">

viernes, 2 de octubre de 2009

La última plegaria de Ghandi


Ya te sientas fatigado o no ¡oh hombre!,
no descanses; no ceses en tu lucha solitaria,sigue adelante y no descanses.

Caminarás por senderos confusos y enmarañados y solo salvarás unas cuantas vidas tristes.

¡Oh hombre!, no pierdas la fe, no descanses.

Tu propia vida se agotará y anulará,y habrá crecientes peligros en la jornada.

¡Oh hombre! soportas todas esas cargas, no descanses.

Salta sobre tus dificultadesaunque sean más altas que montañas,y aunque más allá solo haya campos secos y desnudos.

¡Oh hombre!, no descanses hasta llegar a esos campos.

El mundo se oscurecerá y tú verterás luz sobre ély disiparas las tinieblas.¡Oh hombre!, aunque la vida se aleje de ti, no descanses.

¡Oh hombre!, no descanses;procura descanso a los demás

(Esta oración fue hecha en la mañana del 15 de Enero de 1948; a las 5:15 de la tarde de ese mismo día, murió asesinado, repitiendo: ¡Hai Rama! –¡Oh, Dios!-)

domingo, 20 de septiembre de 2009

Despertando cielos




Brotan miradas de fuego.
Un pensamiento cómplice.
Una sonrisa con pestañas.

Corre el tiempo.
Se detienen los besos.
Crecen alados los sueños contenidos.
¡ Y se echan a volar...!!

Tu rostro en la palma de mis manos.
Nuestra inocencia... más allá de
las cicatrices.

Nos miramos y fuimos.
Atrapados el uno en el otro.
Regocijados en un amor con límites.

Una lágrima... un beso.
Un.. ¡ te amo..!!, despertando cielos.

Vamos.
Repartiendo abrazos.
Más allá de lo posible.
Juntos. Vos y yo.

Y el mundo cae a nuestras espaldas
sin dañarnos.

Nos tenemos, Vida.
Con eso nos alcanza.


Guillermo Reyna Allan
Posadas, Misiones
2004

domingo, 13 de septiembre de 2009

¿Porqué?




¿ Porqué el porqué me invade...?
¿ Porqué se suman tantos porqué...?
¿ Porqué no entiendo los porqué...?
¿ Porqué me rehuso a encontrar las respuestas
del porqué...?
¿ Será porque no me importan los porqué...?

Porque te amo.
Porque respiro en vos.
Porque crezco a tu lado.
Porque te necesito a cada instante.
Porque no me imagino sin tu presencia.
Porque tus risas me hacen feliz.
Porque me duelen tus angustias.
Porque te siento mía.
Porque te sueño.
Porque te pienso.
Porque te presiento.
Porque me das vida.
Porque sin vos soy nada.
Porque en vos soy todo.
Porque entonces y, porque estás a mi lado,
los porqué de los miedos se desvanecen.
Porque vos y yo, yo y vos,
basamos todo en el... ¿ porqué no..?

Guillermo Reyna Allan
Posadas, Misiones

martes, 1 de septiembre de 2009

La irresponsabilidad de un noticiero

Los amigos de http://www.informatedigital.com/ me enviaron este material que, además de asombrarnos, nos pone en alerta.
Observen con atención. Merece ser difundido como un canto a la "chatura periodística".

Si alguien pensaba que todavía se puede creer en algo de lo que sale en los programas mal llamados informativos, preste atención a esto que sucedió en C5N y que está circulando por internet.





Alertando a la comunidad ante el hecho de que los chicos se preparan alcohólicamente para ir a los boliches, el canal presentó un informe detallando la composición de un nuevo trago de moda, el Grog XD.

Con el conductor adelante y una pantalla atrás, enumeraron los componentes del supuesto trago bajo el título de “El preboliche y los excesos de alcohol”: kerosene, endulzantes artificiales, ácido sulfúrico, ron, acetona, tinte rojo Nº 2, grasa para ejes, ácido de batería.El conductor va enumerando los componentes y los va tildando –es algo que los anchormen de noticieros saben hacer muy bien–, pero en este caso no con una birome en un papel sino pasando el dedo por la pantalla, lo cual deja una estela roja junto a cada uno de los nombres mencionados (tecnología de punta al servicio de... nada).

Lee la lista dos veces y afirma: “Esto pasa. Es cuestión de poder hablarlo con los adolescentes”.De más está decir que la credibilidad de la lista no supera una mirada elaborada desde el sentido común con un mínimo de espíritu crítico. ¿Quién podría tirar en su estómago grasa para ejes? Y aun cuando tuviera la voluntad de hacerlo, ¿cómo sobrevive a la ingesta de kerosene, ácido sulfúrico y ácido para baterías?

Según el post de Taringa de donde tomamos esta información, que incluye fotos y un video capturado de la pantalla de C5N, luego de la presentación del conductor, aparece Alberto Cormillot diciendo: “Contiene kerosene, ácido para baterías, scumm... ¿Que será scumm?”. Ahora bien, el post demuestra que esa estrambótica lista está tomada de un juego de computadoras llamado Monkey Island. Allí se ve a un grupo de piratas en una taberna, rústicamente dibujados, que comentan el nuevo trago, el famoso Grog XD, y enumeran los componentes, ¡los mismos que C5N dio en su informativo, más algunos otros! Luego, uno de los piratas comenta: “Como te podrás imaginar, es una de las sustancias más cáusticas y volátiles conocidas por el hombre”. Y luego viene el remate del chiste: “¡Esa cosa se carcome los jarros y el cocinero está perdiendo una fortuna reponiéndolos!”.

El scumm, que llamó la atención de Cormillot aunque no aparecía en la lista en pantalla, es un chiste interno para los usuarios de Monkey Island y refiere a una de las acciones del juego.A esta altura podemos hacer un comentario breve y una pregunta. El comentario es el siguiente: si el peligro de la alcoholización en los adolescentes es cierto, la irresponsabilidad del noticiero por poner al aire información absurda relacionada con el tema, sin el chequeo más elemental, es gravísima. Y la pregunta es ésta: ¿Qué toman los periodistas de C5N?

¡Parece más peligroso que el Grog XD!

viernes, 21 de agosto de 2009

Borges también tenía humor


En este caso mi fuente es un mail que me envió mi amigo Fernando Samitier. Me pareció muy bueno y me tomé el atrevimiento de publicarlo. Gracias Fer. Espero que les guste...

1) Durante la dictadura militar alguien le comenta a Borges que el general Galtieri, presidente de la República en ese momento, ha confesado que una de sus mayores ambiciones es seguir el camino de Perón y parecerse a él. '¡Caramba! -interrumpe Borges- es imposible imaginarse una aspiración más modesta'.

2) Borges firma ejemplares en una librería del Centro. Un joven se acerca con acerca con Ficciones y le dice: 'Maestro, usted es inmortal'.
Borges le contesta: 'Vamos, hombre. No hay por qué ser tan pesimista'.

3) Roma, 1981. Conferencia de prensa en un hotel de la Via Veneto.
Además de periodistas, están presentes Bernardo Bertolucci y
Franco María Ricci. Borges, inspirado, destila ingenio. Llega la última pregunta. '¿A qué atribuye que todavía no le hayan otorgado el Premio Nobel de Literatura?'
- 'A la sabiduría sueca'.

4) En una entrevista, en Roma, un periodista trataba de poner en aprietos a Jorge Luis Borges. Como no lo lograba, finalmente probó con algo que le pareció más provocativo: '¿En su país todavía hay caníbales?'
- 'Ya no - contestó aquél -, nos los comimos a todos.'

5) En plena Guerra de las Malvinas, opinó que 'la Argentina e Inglaterra parecen dos pelados peleándose por un peine' y que 'las islas habría que regalárselas a Bolivia para que tenga salida al mar'.


6) Sobre la situación de la literatura argentina, Córdoba Iturburu, que la presidía, inquirió a los gritos: '¿Y qué vamos a hacer por nuestros jóvenes poetas?' Desde el fondo llegó otro grito, éste de Borges: '¡Disuadirlos!'

7) En la pausa de un acto cultural, el novelista Oscar Hermes
Villordo acompañó a Borges al baño, situado en un primer piso al que se llegaba por una empinada escalera de madera. Cuando volvían, Villordo notó que Borges descendía los escalones demasiado rápido y, temiendo lo peor, le preguntó:'¿No deberíamos ir más despacio?' 'Pero no soy yo - aclaró Borges -, es Newton.'

8) Borges charla con Antonio Carrizo, en un bar. Por la radio del local se anuncia un tango con letra de León Benarós, amigo de Borges. El locutor propone escucharlo y el escritor acepta.
Cuando el tango termina, Carrizo le pregunta qué le pareció. Borges
mueve la cabeza y dictamina, muy preocupado: 'Esto le pasa a Benarós por juntarse con peronistas'.

9) El poeta Eduardo González Lanuza, uno de los introductores del ultraísmo en la Argentina y gran amigo de Borges, descubre a éste en Florida y Corrientes, solo, con su bastón, esperando para poder cruzar. Lo toca y le dice: 'Borges, soy González Lanuza'.
El vuelve la cabeza y, después de unos segundos, contesta: 'Es probable'.

10) En Maipú y Tucumán, un grupo de adictos a Isabel Perón descubre a Borges y lo sigue unos metros, insultándolo. Al ingresar en su casa, un periodista le pregunta cómo se siente. 'Medio desorientado - manifiesta -. Se me acercó una mujer vociferando: ¡Inculto! ¡Ignorante! '

11) Un joven poeta se acerca a Borges en la calle. Deja en manos
del escritor su primer libro.Borges agradece y le pregunta cuál es el título. 'Con la patria adentro', responde el joven. -'Pero qué incomodidad, amigo, qué incomodidad'.

12) El escritor argentino Héctor Bianciotti recuerda una de las
tantas salidas elegantes de Borges, cuando le incomodaban los halagos de la gente: Ocurre en París, en un estudio de televisión.
-'¿Usted se da cuenta de que es uno de los grandes escritores del siglo?', lo interrogan.
-'Es que este', evalúa Borges, 'ha sido un siglo muy mediocre'.

13) Una mañana de octubre de 1967, Borges está al frente de su
clase de literatura inglesa. Un estudiante entra y lo interrumpe para anunciar la muerte del Che Guevara y la inmediata suspensión de las clases para rendirle un homenaje . Borges contesta que el
homenaje seguramente puede esperar. Clima tenso. El estudiante insiste: 'Tiene que ser ahora y usted se va'. Borges no se resigna y grita: 'No me voy nada. Y si usted es tan guapo, venga a sacarme del escritorio'. El estudiante amenaza con cortar la luz. 'He tomado la precaución', retruca Borges, 'de ser ciego esperando este momento'.

14) A principios de la década de los setenta, el escritor y
psicoanalista Germán García invita a la Argentina a Daniel Sibony,matemático y psicoanalista francés. Sibony quiere conocer a Borges.
Al encontrarse, el francés le pregunta en qué idioma desea hablar.
'Hablemos en francés', propone Borges, y justifica: 'Dicen que la lengua francesa es tan perfecta que no necesita escritores.
A la inversa, dicen que el castellano es una lengua que se desespera de su propia debilidad y necesita producir cada tanto un Góngora, un Quevedo, un Cervantes'.

15) Una revista de actualidad reúne a Borges con el director técnico César Luis Menotti. 'Qué raro, ¿no? Un hombre inteligente y se empeña en hablar de fútbol todo el tiempo', comenta Borges más tarde.

16) En 1983, un periodista de La Nación pide a Borges su opinión
sobre la Guerra de Malvinas. 'Absurda', define Borges. 'Estoy triste, muy triste. Mandaron a esos pobres muchachos de veinte años a morir al sur. Tener veinte años y pelear contra soldados veteranos es algo atroz, inconcebible. Solamente en el crucero General Belgrano murieron cientos. Claro que los militares dirán que al lado de los desaparecidos esa cifra no es nada, pero no creo que
les convenga ese argumento. No, no les va a convenir...'

17) El 10 de marzo de 1978, en la Feria del Libro, Borges se cruza con un escritor al que quiere y respeta: Manuel Mujica Lainez.
Se abrazan e inician una conversación que es interrumpida una y otra vez por los cazadores compulsivos de firmas. 'A veces', se queja Borges, 'pienso que cuando me muera mis libros más cotizados serán aquellos que no lleven mi autógrafo.'

18) En 1975, a los 99 años, muere Leonor Acevedo de Borges, madre del escritor. En el velorio, una mujer da el pésame a Borges y comenta: 'Peeero... pobre Leonorcita, morirse tan poquito antes de cumplir los 100 años. Si hubiera esperado un poquito más...'.
Borges le dice: 'Veo, señora, que es usted devota del sistema decimal'.

19) Borges y un escritor joven debatiendo sobre literatura y otros temas. El escritor joven le dice: 'Y bueno, en política no vamos a estar de acuerdo, maestro, porque yo soy peronista'. Borges contestò: 'Còmo que no? Yo tambièn soy ciego'.

Guillermo Reyna Allan



miércoles, 12 de agosto de 2009

Jordania: afirman que la ciudad de Petra fue diseñada por astrónomos

Según un estudio, los monumentos de la antigua capital del reino nabateo están orientados hacia el solsticio y hacia Canopo, la estrella que guiaba a las caravanas en la Península arábiga, al igual que la Kaaba, en La Meca.

Los principales monumentos de Petra, la legendaria ciudad de los nabateos en Jordania, están orientados hacia el solsticio y hacia Canopo, la estrella que guiaba a las caravanas por la Península arábiga, al igual que sucede con la Kaaba, en La Meca (en la actual Arabia Saudita).

El astrónomo Juan Antonio Belmonte, investigador del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), afirmó que, tras llevar a cabo trabajos de campo en la ciudad nabatea, considera a Petra "como un maravilloso taller para los estudios arqueo-astronómicos y arqueo-topográficos".

Para su estudio, el investigador midió los principales monumentos (El Tesoro, el Monasterio y las tumbas reales, entre otros) y, tras analizar los datos, halló que la astronomía y la topografía "sagrada" eran muy importantes para orientar las tumbas y los templos.

Los nabateos eran una tribu árabe que habitó el sudeste de Palestina y Siria, en la frontera con el mundo helénico, un par de siglos antes de Cristo. Fundaron un imperio que se extendía desde el Mar Rojo hasta Damasco y desde Gaza hasta los desiertos de Arabia central.

Belmonte tiene la hipótesis de que las principales deidades nabateas, Dushara, Al Lat, Al Uzza y Al Kutba, eran las manifestaciones de la Luna, el Sol y los planetas Venus y Mercurio. El astrónomo encontró "sorpresas agradables" en Petra: uno de sus monumentos más famosos, El Monasterio -excavado en roca en lo alto de una montaña-, está orientado a la puesta de Sol en el solsticio de invierno, un momento clave del ciclo anual.

Desde el otro gran monumento, El Tesoro, que encontraban las caravanas al final del desfiladero, es visible una porción de cielo y también está orientado hacia el solsticio. Belmonte quiere verificar si además, a través de una pequeña ventana situada sobre la puerta principal del Tesoro, a unos 10 metros de altura, pueden entrar los rayos del Sol en el solsticio de verano.

Pero el investigador halló también un dato "sugerente" sobre el emplazamiento de estos monumentos al detectar que tienen la misma orientación astronómica que la Kaaba antes de que fuera islamizada y convertida en el centro principal de peregrinación de los musulmanes, cuando era un santuario pagano en el que se creía que había unos 360 ídolos, destruidos por el profeta Mahoma tras conquistar la Meca.

"La Kaaba muestra los mismos alineamientos que Petra, ya que los nabateos al fin y al cabo eran una tribu árabe, y refuerza lo que los textos mencionan sobre otros monumentos preislámicos", detalla Belmonte. También otro templo principal, el de los Leones Alados, dedicado posiblemente a la diosa Al Uzza, está orientado hacia Canopo, la segunda estrella más brillante del cielo y que, al marcar el Sur con relativa precisión, era utilizada por las caravanas para orientarse desde Petra hacia La Meca y desde allí hacia los países del incienso y su destino final, Saba.

Fuente: Clarín

Gra

lunes, 3 de agosto de 2009

Cuando sientas


Cuando sientas burbujas de estrellas
en tus entrañas, y un repiquetear
de nubes en tus ojos.

Cuando sientas mariposas sueltas
en tu vientre,
y música de duendes en tus labios.

Cuando sientas el frío del rocío
en tus mejillas,
y el aroma de hierba fresca en tus lágrimas.

Cuando sientas que una mirada
perfora tus latidos,
y tu estómago vuele como una pluma al viento.

Cuando oigas el silencio
de tus besos,
y recuperes el sonido de la nada.

Cuando sientas todo eso.
Sentirás que el amor anidó
en tu morada.


Guillermo Reyna Allan

Posadas - 2004

miércoles, 15 de julio de 2009

NEIL ARMSTRONG

Se acerca un nuevo aniversario de la llegada del hombre a la luna. Fue el 20 de Julio de 1969. Ese día un astronauta se convirtió en leyenda, fue el primer humano en pisar suelo selenita. Su nombre: Neil Armstrong.

Nació en Wapakoneta, Estados Unidos, en 1930. Tras graduarse en la especialidad de ingeniería aeronáutica por la Universidad de Purdue, fue piloto de la Marina de Estados Unidos entre 1949 y 1952, período durante el cual participó en la guerra de Corea. Ingresó en el National Advisory Committee for Aeronautics (NACA), que en 1958 se convertiría en la Agencia Estadounidense del Espacio (NASA), donde llegó a ser uno de sus pilotos de pruebas más destacados.

En el marco de sus actividades en el Lewis Research Center y en la Sección de Desarrollo de Aparatos Voladores de la NASA, en la base de las Fuerzas Aéreas estadounidenses en Edwards (California), fue uno de los pilotos designados para efectuar los vuelos de pruebas del avión cohete estadounidense X-15 (un total de 17 misiones), a bordo del cual alcanzaría altitudes de hasta 30.000 m y velocidades próximas a los 6.000 km/h. Durante esta época pilotó también bombarderos de largo alcance del tipo B-52.

En 1962 ingresó en el cuerpo de astronautas de la NASA y se especializó en la mejora de los métodos de entrenamiento y el desarrollo de los simuladores de vuelo. Cuatro años más tarde (1966) dirigió como comandante la operación Gemini 8 (marzo de 1966), una misión espacial en la que, acompañado por el comandante David Scott, llevó a cabo una maniobra de acoplamiento en el espacio, la primera de este género (16 de marzo). La misión fracasó al perderse el control del conjunto, si bien los astronautas pudieron separar la cápsula espacial y regresar a la Tierra, donde hubieron de realizar un amaraje forzoso.


Tres años más tarde (1969), entre los días 16 y 24 de julio, fue el comandante de la histórica misión Apolo 11 y protagonizó el primer alunizaje del ser humano sobre la superficie de nuestro satélite. Para esta gesta se utilizó un cohete Saturno V, el mayor ingenio de este tipo construido, con una altura superior a los 85 m y un diámetro máximo de 13 m, capaz de desarrollar una potencia de 35.000 kN, que transportaba el conjunto integrado por el módulo de mando y servicio, llamado Columbia, y el módulo de alunizaje, bautizado con el nombre de Eagle.

La tripulación estaba compuesta, además, por el teniente coronel Michael Collins, piloto del módulo de mando, y el coronel Edwin E. Aldrin, encargado de pilotar el módulo lunar. Armstrong fue el primero en poner pie en la superficie lunar, el 21 de julio, y permaneció 2 horas y 14 minutos fuera del módulo de alunizaje Eagle. El alunizaje había tenido lugar el día antes (20 de julio) en la región lunar conocida como Mar de la Tranquilidad; el 21 de julio, Aldrin siguió a su comandante 15 minutos después de que éste saliera del módulo lunar.

Además de desplegar la bandera de Estados Unidos y de instalar diversos aparatos científicos, recogieron aproximadamente 22 kg de rocas lunares para su posterior estudio en la Tierra. A su regreso, Armstrong fue nombrado responsable de las actividades aeronáuticas de la NASA, organización que abandonó en 1971 para incorporarse a la actividad docente como catedrático en la Universidad de Cincinnati. En 1979 pasó a formar parte de la junta de la Cardwell International Ltd., empresa proveedora de equipamiento para refinerías.

Fuente: Biografías y Vidas


viernes, 3 de julio de 2009

Mis amantes


Acorralado en la quietud de mis angustias
No dejo de pensar en vos.
El amanecer me encontró envuelto
En sensaciones de silencios.
Restos de un anochecer de ilusiones
Que se perdieron ahogadas por el tiempo.

Las sábanas heladas de un vacío incomprendido,
Rebeldes, fueron compañeras no deseadas.
Ellas, mis amantes de tela, saben
De mis llantos y desvelos.
Y no dejo de pensar en vos.

Allá en la distancia, sé que piensas en mi.
Vuelan los sentimientos a encontrarse
En el cielo manchado de nubes.
Se cruzan. Se observan. Se aman.
Pero no se tocan. No pueden hacerlo.

Mis amantes me llaman.
Me envuelven en su canto triste.
Son gélidas, desapasionadas, incoloras.
Me resisto inutilmente.
Sé que caeré nuevamente en sus brazos.
Para seguir llorando.
Para seguir pensando en vos.



Guillermo Reyna Allan

sábado, 27 de junio de 2009

SON TUS OJOS


Dos puertas a un mundo distante.
Se entornan. Se abren. Se cierran.

Se entornan...
¿Cuántas preguntas se agolpan...?
Esta sí... esta no.
Permíteme entrar.
Se esconde una lágrima.
Se encuentra una sonrisa.
Ahora no. Ahora sí.
Estoy dentro. No me eches.
Deja las puertas entornadas
Para que pueda ingresar a tus dudas.
Puedo. No puedo. Tal vez...

Se abren...
¡ Ay Dios...cuanta belleza..!!
Hierba húmeda, gotitas de rocío.
Sol, lluvia, arco iris... amor.
Besos, ternura, pasión... amor.
Perfumes, risas, gemidos... amor.
Tibieza, fuego, control descontrolado... amor.
Poesía, llanto, silencios... amor.
Paz, vértigo, cabellos enmarañados.... amor.
Cuerpos húmedos, labios secos, tormentas de dulzura.
Monte, mar, hielo consumido.
¡ Ay, Dios,... cuánta belleza...!!!

Se cierran...
Dejan mi alma dolorida.
Mi vientre sin espacios.
Mis dudas sin respuestas.
Mi cielo con tormentas.
Mis ríos sin agua.
Mis noches sin estrellas.
Mis días sin soles.
Mis caminos sin destino.

Son dos puertas.
Se entornan. Se abren. Se cierran.
Son tus ojos.
Esos que permiten ingresos y egresos.
Esos que dan vida.
Esos ojos tan dulcemente peligrosos.
Los que abrieron una vez y me atraparon para siempre.

Son tus ojos.
Los que limitan mis ideas.
Son tus ojos, los que parpadean y, a su ritmo, late mi corazón.

Son tus ojos... las puertas de mi vida.

Guillermo Reyna Allan

viernes, 19 de junio de 2009

BUSQUÉ


Busqué. En la inmesidad de la vida. En la alegría de los niños.


Busqué. En la ilusión del ingenuo. En la tristeza de la injusticia.


Busqué. En la lluvia mansa. En la violencia del viento.


Busqué. En la dureza de las rocas. En la suavidad del algodón.


Busqué. Allí y acá. Cerca y lejos.


Busqué. En la iracundia de los años idos. En la paciencia de lo aprendido.


Busqué. En mil palabras, y en todos los silencios.


Busqué. En la soledad del gentío. En la compañía del solitario.


Busqué. En risas y llantos. En gemidos e hipocresía.


Busqué. En la humillación asumida. En mentiras consentidas.


Busqué. Antes y ahora. Y, tal vez mañana, seguiré buscando.


Guillermo Reyna Allan
Posadas (Misiones)

sábado, 13 de junio de 2009

SOY YO


Sí, soy yo...
El que te ama con locura.
El que siente más allá de lo posible.
El que respira por tu aliento.
El que se ahoga en tu perfume.

Si, soy yo...
El que sufre tus angustias.
El que teme, el que goza.
El que quiere enjugar tus lágrimas.
El que intenta robar tus sonrisas.

Sí, soy yo...
El que espera en soledad.
El que se averguenza ante vos.
El que vive.
El que muere.
El que llora.
El que puede renunciar a todo.
El que te ama y puede hacerlo.

Sí, soy yo...
Así, como me ves.
Sin tapujos, sin trampas.
El que se abre.
El que se rinde ante vos.
El que sueña.
El que piensa.
El que existe, gracias a vos.
Y eso, mi vida, vale todo lo que soy

Eso, y solo eso, soy yo.



Guillermo Reyna Allan

Posadas (Misiones)

miércoles, 3 de junio de 2009

NO TE VAYAS


¡¡ No te vayas..!!
Aún no he podido decirte que te amo.
Solo he intentado decantarme en tus miradas.

¡¡ No te vayas..!!
Permíteme ingresar, una vez más
En tus secretos.

¡¡ No te vayas..!!
Deja que mi alma llegue, asi,
Hasta el fondo de tu alma.

¡¡ Quédate en mi...!!
Y después, cuando las urgencias de tus tiempos te lleven,
Podrás percibir muy dentro tuyo
Que te has quedado con parte de mi vida.

¡¡ No te vayas..!!
Devuélveme el aliento
Y cúbreme una vez más con tu perfume,
Con tus caricias, con tu cuerpo.

Sé que ahora es el momento
De sentir y ser sentido.
¡¡ No te vayas... quédate en mi...!!
Como yo me quedo, pletórico de amor y con el sabor
agridulce de lo prohibido.




Guillermo Reyna Allan

Posadas (Misiones)

domingo, 24 de mayo de 2009

CONMOVEDOR Y REAL

Navegando por esta maravilla de internet encontré (quizás como algunos de Uds.) este mensaje que es brutal, conmovedor... cierto.
Lo comparto con Uds.


">

martes, 12 de mayo de 2009

El párroco de la calle de la muerte

Escribe: Jorge Fernández Díaz

Días atrás, LA NACION estuvo en la villa 21 con el padre José Di Paola, uno de los sacerdotes que a comienzos de mes declararon que la droga estaba despenalizada "de hecho" en las villas. Ayer, el cardenal Bergoglio denunció que uno de esos curas fue amenazado de muerte. Esta nota cuenta la lucha de Di Paola para recuperar a chicos que han caído en el paco.

"Che, dale, déjense de joder -dijo el hombre-. Si ya les dimos la guita..." Estaba en el piso, rodeado de chicos de ojos turbios y revólveres negros, y se refería al pago del peaje que usualmente le cobraban para entrar en la villa 21. El hombre se llamaba Angel, tenía 66 años y era repartidor. Siempre pagaba para entrar a hacer su trabajo y ahora querían cobrarle también la salida.

"Callate, viejo, porque te pego un tiro", le respondió uno de los chicos, y como vio que Angel quiso incorporarse para tratar de hacerlo entrar en razones, le disparó directamente a la cabeza. Fue un balazo seco. Angel quedó tendido en esta misma calle, Osvaldo Cruz, por la que camino ahora con el corazón en la garganta.
Cuando le di la dirección al remisero que me llevaba, se puso blanco. Me rogó que no lo obligara a entrar por esa calle de Barracas en esa ciudad de la pobreza donde viven más de 45.000 personas. Un policía que no tiene jurisdicción en la villa me hace la gauchada de acompañarme hasta la parroquia. Mientras caminamos por esa calle todos nos miran. El policía va contándome historias oscuras, muy oscuras. Hace muchos años que no tengo tanto miedo y siento una vergüenza íntima. Cuando era cronista policial, no tenía miedo a nada, pero eso pasó hace mucho tiempo, de una villa son gente trabajadora y noble: los hombres se ocupan como albañiles o vendedores ambulantes, y las mujeres, como empleadas domésticas. También sé que esa gente sufre más que nadie la inseguridad, y que la miseria envilece. Pero no puedo evitar pensar en ese 5% que integran los asaltantes, los traficantes y los adictos desesperados. Yo no cuento con más armas que mi libreta negra y mi mochila, donde llevo recortes de prensa: una reciente cacería humana durante la que asesinaron a cinco personas, ajustes de cuentas entre bandas rivales, homicidios solitarios por alguna bronca y revelaciones escalofriantes de un cura.
Todos le dicen padre Pepe, pero se llama José María Di Paola, tiene 46 años, oficia de coordinador del Equipo de Sacerdotes de Villas de Emergencia y es el párroco de la calle de la muerte. Hace unas semanas puso la cara en una conferencia de prensa, para explicarle al país que el problema no eran los habitantes de la villa, sino el narcotráfico y la inacción completa del Estado y la Justicia. Muchos niños y adolescentes portan armas y consumen droga sin que nadie persiga a los traficantes, y entonces hacen de la villa tierra propia, es decir, tierra de nadie. Los sacerdotes hablaban en defensa de los propios pobladores de sus comunidades, que ven con impotencia la llegada de la peor de las plagas: el paco.
Hace cuatro o cinco años la "pasta base", que antes era un mero desecho químico de la cocaína, se transformó en una mercancía de primer orden y se masificó en las zonas marginales. El paco cuesta muy barato y su consumo creció un 200% en la Argentina. A sus consumidores primero los pone eufóricos y luego fisurados; no tarda en volverlos adictos. Rápidamente, entran en una fase de alucinaciones, paranoias y agresiones salvajes. Se los conoce como los "muertos vivos". Son como vampiros de un elixir que se mezcla con viruta de metal y ceniza, que se arma con latas agujereadas y que conduce a la muerte cerebral en seis meses. La "latita" los vuelve erráticos y violentos, y la desesperación por conseguir dinero, en asesinos voraces. El paco rompió todos los códigos de convivencia. Hasta los códigos de los mismísimos "pibes chorros". En cualquier esquina de Buenos Aires puede verse a los "muertos vivos" vagar sin rumbo, o tirados en una vereda. A veces, un chico pacífico cambia de pronto de personalidad y comete un crimen sangriento por dos monedas. En ocasiones, los miembros de una bandita actúan como pirañas, atacan todos juntos a cualquiera, lo golpean y lo desvalijan en segundos en busca de recursos para seguir comprándoles a los vendedores de paco las dosis de esa misma tarde.
Me intriga cómo hace para vivir y luchar contra esta legión de problemas el párroco de la calle Osvaldo Cruz. Cuando entro en la sombra de un edificio humilde, con una iglesia y un patio techado y un aula donde varias mujeres hacen un taller de cerámica, me recibe un arcángel desgreñado. Es un hombre curtido de pocos dientes y de una dulzura inexplicable, un ayudante de Dios. "Tiene que esperarlo un rato", me aclara. Hago fila con damas taciturnas, y siento que lentamente me vuelve al alma al cuerpo. Imagino afuera a los "muertos vivos" esperándome, pero ahora siento que no se atreverán a pisar tierra santa. Es un pensamiento irracional, que de nuevo me avergüenza, pero no puedo evitarlo. Pasan algunos minutos y aparece un chico corpulento vestido con una remera y tocado por una gorra puesta al revés. Trae cara de pocos amigos, y aunque le cedo amablemente mi lugar no me lo agradece. Tiene la mirada dura. El padre Pepe sale de su despacho y le entrega una llave. "Lo estamos recuperando del paco -me explicará después a solas-. Está en plena lucha." Pepe parece más joven de lo que es. A una amiga que lo vio en las fotos de los diarios y en los noticieros televisivos, se le escapó un piropo: "Es muy fachero, parece un cura Calvin Klein". La impresión personal le quita glamour : Pepe usa una modesta camisa azul de cura con clergyman y unos jeans gastados, tiene pelo largo y barba, y habla sin ego ni énfasis.
Al entrar en su diminuta oficina veo un póster que dice "el hambre es un crimen" y la pared abarrotada de fotos. Entre todas descubro a la Madre Teresa y al padre Carlos Mugica, y unos versos anónimos que terminan con una advocación significativa: "Tu me enseñaste que el hombre es Dios, y un pobre Dios crucificado como tú. Y aquel que está a tu izquierda, en el Gólgota, el mal ladrón, también es un Dios".
El gladiador vive en una casita trasera y, cuando no hay tiros ni dramas, se duerme a la medianoche leyendo estudios sobre las adicciones. Se despierta a las seis y media de la mañana, se ceba unos mates y se queda cuarenta minutos rezando el breviario. Recién después comienza a caminar el día. Sus padres viven en Burzaco, pero Pepe fue a un secundario de Caballito. Era un muchacho de clase media subyugado por la tarea evangélica del capellán. Iba caminando a Luján, participaba de grupos cristianos, hacía tareas sociales y dudaba entre ser cura o abogado, entre el Evangelio y el Código Penal. Al final terminó en el seminario y se recibió en la Facultad de Teología de la UCA. Es un ochentista, parte de la generación de las Malvinas, y nunca vio como un asunto ideológico su "opción por los pobres". Admira tanto a Mugica y Angelelli como a Don Bosco y Bergoglio. Antes de llegar a la villa 21 pasó por Ciudad Oculta. Cuando le propusieron ocupar la parroquia de esa calle muchos le preguntaban si estaba castigado. Llegó en 1997, con la idea de armar trabajos de prevención de la droga y la violencia, y también para organizar a los más jóvenes. Y se encontró con un panorama amenazante y desolador. Había desconfianza, desintegración y violencia. Tuvo en esos primeros tiempos miedo físico y espiritual. Todas las noches se iba a dormir con la misma pregunta: "¿Qué más puedo hacer? ¿Qué más puedo hacer, por Dios?" No ha dejado de preguntarse lo mismo en estos doce años.
Necesitaba cohesionar y la mejor ocurrencia tuvo que ver con la Virgen de Caacupé. Cuenta la leyenda que en este pueblo del Paraguay había un nativo que era artista de la madera, y que un día se internó en la selva en busca de los mejores materiales y que se sintió rodeado por miembros de la peligrosa tribu de los mbayas. Fue entonces cuando el pobre hombre se arrodilló y le prometió a la Madre de Cristo que esculpiría su imagen si salvaba su vida. El escultor se hizo de pronto invisible por la gracia de Dios y cumplió su promesa al construir la Virgen más venerada del Paraguay.
La mayoría de los habitantes de la villa 21 eran y son paraguayos, y Pepe entendió que era decisivo traer a la Inmaculada a este lugar. El santuario es de 1765 y el párroco no paró hasta que logró enviar a una comisión a buscar una réplica. La llegada a Buenos Aires fue apoteótica. Se hizo una misa en la Catedral y luego una muchedumbre marchó con la Virgen de Caacupé en una larga procesión a pie desde el Centro hasta Barracas, parando en distintas parroquias hasta alcanzar al final su nuevo y definitivo hogar, esa pequeña iglesia de la calle Osvaldo Cruz donde el padre José Di Paola esperaba, con miles y miles de devotos de la villa 21, la entrada de la sagrada imagen. Fue un momento emocionante y decisivo. Esa imagen de la Virgen articuló la devoción y permitió crear la base del milagro.
Di Paola y tres camaradas sacerdotes comenzaron a llevar el catecismo a las casas, abrieron capillas, organizaron escuelas de deportes y una escuela de oficios. Formaron un grupo de cuatrocientos hombres que militan y trabajan en tareas comunitarias, y convirtieron a cientos de adolescentes en niños exploradores. Los llevaron a campamentos en la provincia de Buenos Aires y también los hicieron viajar a Tandil y a Bariloche. Jamás hubo en ninguna de esas excursiones la más mínima inconducta. El padre Pepe sabe que el noventa y cinco por ciento de los villeros son honrados y pacíficos. Pero sabe también que el noventa por ciento de los delincuentes provienen de las villas y que esa inmensa minoría estigmatiza las barriadas pobres y deforma la verdad. Decir que los pobladores de una villa son ladrones equivale a pensar que todos los habitantes de San Isidro son ricos. En San Isidro hay, además de medio pelo y clase media pauperizada, varias villas miseria. No se imagina Di Paola regresando a un barrio porteño, donde las relaciones son tan individualistas y donde todos practican el autismo y la indiferencia. En su comunidad hay tragedias inconmensurables, pero también solidaridad, calidez humana, un amor límpido y desbordante. Una cosa es darle un plato de comida a una persona que tiene hambre. Otra muy distinta, y mucho más valiosa, es darle la mitad de tu plato, la mitad de tu pan, la mitad del cuarto de tu vivienda, la mitad de lo poquísimo que tenés. "Dar -decía la santa de Calcuta-. Dar hasta que te duela."
Los policías, los jueces, los ministros. Todos brillan por su ausencia en la villa 21. La droga está despenalizada y el paco es un tsunami. Con el paco pierden todos, me dice. Se nota un toque de angustia en su cara serena. Es un hombre que ha llorado mucho y al que se le han secado las lágrimas. Se le confunden en la memoria las palizas, los robos, las violaciones, los tiroteos y las muertes que vio. No quiere hablar de eso. Pero la epidemia de los "muertos vivos" lo tiene anonadado. Nadie hace nada. Todos prometen fondos y ayuda, hablan en los diarios y en la televisión, pero sólo del gobierno vasco logró un pequeño subsidio. Y con ese dinero insuficiente inició un centro de recuperación de adicciones: una salita de día, una granjita y una casa de medio camino, desde donde intentan que los recuperados se inserten de nuevo en la sociedad y no vuelvan a caer. Todo con ayuda de voluntarios, mangueando remedios y a veces haciendo el milagro de la multiplicación de los medicamentos. Puré de clonazepan para chicos alterados que quieren dejar de ser zombis.
Tiene en estos momentos ocho chicos camino de reconvertirse a sí mismos en personas. Ocho. Allá afuera hay dos mil "muertos vivos". Nacen y mueren varios de ellos todos los días. No puedo dejar de pensar que es un marinero en un bote perforado sacando agua con una cucharita.
Me muestra una foto de Pablo, un pibe violento que había sido esclavo del paco y al que, con muchísimo esfuerzo, Pepe fue rescatando del infierno. Pablo posa junto a un Jesús crucificado. Posa con orgullo. Di Paola le dijo que a él lo mandaban a un retiro espiritual quince días a Córdoba y le pidió que en esas dos semanas no saliera de su casa. "No salgas, Pablo, aguantame que vuelvo -le dijo-. No corras riesgos. No salgas." Pero al cuarto día Pablo se sintió fuerte y confiado, y salió a caminar por la villa. Y sus antiguos enemigos lo acribillaron a balazos en la calle.
Cuando el padre Pepe regresó a su casa en la 21 y se enteró del asesinato, se dobló de dolor y le flaqueó seriamente la fe. No la fe en Dios. Sino la fe en sus propias fuerzas, en la tarea de achicar el agua con una cucharita en medio de un maremoto. Pero, luego, el gladiador se levantó de ese desasosiego, se abrochó el clergyman y siguió adelante. Sembrar, sembrar, sembrar, se dice. Caerse y levantarse. Pero está muy solo. Unicamente lo acompañan sus feligreses, que lo adoran, los otros curitas y su obispo. El cardenal Bergoglio lo visita seguido. Viene en colectivo hasta la villa y confraterniza con los hombres y mujeres de la capilla de la Virgen de Caacupé. Una tarde, el hombre que hace cuatro años pudo haber sido papa estaba charlando con un grupo grande de albañiles, Uno de ellos se paró y dijo que hacía un tiempo le había ocurrido algo singular. Salía de una obra en un edificio en construcción de un barrio porteño y, al subir con sus compañeros al colectivo, mientras hablaban en guaraní y hacían bromas, el albañil divisó sentado en el fondo a Bergoglio. Les avisó a sus compañeros que era el mismísimo jefe de la Iglesia Católica argentina, pero no le creyeron. El albañil no pudo entonces con su genio, se acercó a Bergoglio, le preguntó si era quien era y le pidió la bendición. "Cuando bajé del colectivo, padre -declaró el albañil ante el silencio de todos-, les dije a mis compañeros: «Qué bueno tener un obispo que vive como nosotros»." A Bergoglio, que es un estoico, se le llenaron los ojos de lágrimas y lo quebró por un instante el llanto.
Una vez mataron a tiros a un vecino a la salida de una misa, en esa misma calle por la que entré caminando y por la que Di Paola anda como si fuera una celebridad, acaso el verdadero padre de todos, el jefe de la gran familia. Un padre joven y fachero, que jamás se jacta de nada ni levanta la voz, y que logró la unión en la fe de una zona populosa donde la cultura tumbera es minoritaria. Se escuchan mucho más polca, chamamé y canciones populares paraguayas que cumbia villera. Aquí están las víctimas. Los traficantes de droga y los mercaderes de armas tienen muchos billetes y viven fuera de estas barriadas. Di Paola visita enfermos, atiende problemas, da la extremaunción, reparte consejos y, por las noches, cuando tocan a su puerta, se pone su coraza de tela azul y acude corriendo a la escena del crimen. Vecinos asesinados. Adolescentes heridos de arma blanca. Niños lastimados. Venganzas. Dramas con gritos y sangre. Acusaciones y lamentos. El padre Pepe llega casi siempre primero: la ambulancia del SAME tarda mucho más, porque no entra en la villa sin la custodia de un patrullero de la Policía Federal. Y el patrullero viene cuando puede.
Al caer la noche todo se vuelve más siniestro. La oscuridad, en la tradición cristiana, está vinculada al mal. Y las tinieblas en la villa 21 son letales. Pepe me está diciendo todo esto mientras vemos, por la ventana, que el último sol se apaga. Pienso en los vampiros del paco, que me aguardan afuera. Di Paola me lee el pensamiento. "¿Cómo viniste hasta acá?", quiere saber. Le explico que el remise partió y le digo, haciéndome el valiente, que no se agite: voy a irme caminando. Son cuatro cuadras hasta Vélez Sarsfield, y ahí tomo un colectivo. "No, no -me dice-. La salida es más difícil que la entrada." Pienso en el repartidor de garrafas que mataron hace cuatro semanas de un balazo seco en esta misma calle de la muerte.
Salimos del despacho y Di Paola llama al arcángel desgreñado, que viene desde el fondo. "Llevalo hasta la avenida", le ordena. El ayudante de Dios asiente y Di Paola y yo nos damos un abrazo. Le digo la verdad. Le digo que fue un honor conocerlo. No sé cómo me va a llevar el arcángel y presiento que quiere que me suba a una bicicleta, porque agarra una y me llama desde el umbral. Vamos, me anima. Salimos a Osvaldo Cruz, y el hombre se me pone al lado, yo junto a la pared y él caminando con la bicicleta entre los dos. El arcángel, como una muralla o un salvoconducto ante las decenas de ojos que nos siguen con la mirada silenciosa del atardecer. Hay mucha más gente que antes y ya no queda un miserable rayito de sol. En una pared hay un dibujo colorido y una oración del Gauchito Gil. Salimos de la barriada y andamos despacio por ese corredor de asfalto que es más oscuro que la villa misma. El arcángel me va contando dos cosas: la santidad del curita y la maldición del paco. Al llegar a Vélez Sarsfield veo que mi fiel remisero me hace señas desesperadas desde la otra orilla. También veo que sigue pálido como un muerto. Gracias, amigazo, le digo al arcángel, y al darle la mano siento los callos y asperezas del trabajador incansable. Ese buen hombre común, ese ayudante de Dios, es como el promedio de todos aquellos siervos de la Virgen de Caacupé.
Cruzo la avenida y el remisero me dice que estaba asustado porque yo no salía y que no sabía si entrar o llamar al diario o avisar a la comisaría 32. Lo tranquilizo un poco. Este también es un buen tipo. Me subo a su auto y arrancamos. Y a medida que nos vamos metiendo en el centro de la ciudad tengo la impresión de que no puedo volver a ser yo mismo. Me pongo el reloj y prendo el teléfono, que había escondido durante todo este tiempo para no convertirme directamente en un blanco móvil, y las calles conocidas me devuelven una falsa sensación de seguridad. Pero lo real y lo imaginado durante aquel viaje al corazón de la plaga y el dolor no me abandonan. Me persiguen un larguísimo tiempo. Nos detenemos en una esquina céntrica y yo no puedo dejar de ver a esos tres chicos: no tendrán más de nueve años. Dos de ellos están fisurados, arrojados en una vereda. El otro camina unos metros con una cierta electricidad descoyuntada, errante en la sombra. Muertos vivos cruzando la noche, pienso, y miro el reloj. A esta hora el párroco de la calle de la muerte debe de estar caminando los pasillos de su laberinto. Qué cura testarudo. No sabe rendirse.
Fotos: La Nación - Fernanda Corbani

lunes, 11 de mayo de 2009

LLUVIA


Si algo le faltaba a esta tarde
Era el murmullo del agua.
Las gotas del cielo acompañando
La ternura, la pasión y el deseo.

Tu cuerpo en mis brazos
Gimiendo, llorando... sonriendo, amando.

Mientras los besos cubrían los espacios
Al compás de nuestras almas
El amor se va forjando.

¡¡ Cuánto amor contenido...!!!
Explotando... penetrando... abrazando.

Manos que se buscan
Pechos que laten, se detienen
Y vuelven a latir.

Mi lengua en tu lengua,
Mi vientre en tu vientre,
Mi alma en tu alma.

¿Llueve afuera... ?
¡¡ No... !!, llueve aquí en nuestro cuarto.
¡¡ Es el amor que se derrama..!!

Vos y yo, acurrucados, sin pensar.
Solo ocupados en amar.
Lo demás no importa.
Vos y yo cayendo juntos
Como dos gotas de agua de una misma nube.



Guillermo Reyna Allan
9 de Octubre de 2004.

sábado, 2 de mayo de 2009

AHORA



Ahora que te has ido
Tengo esa ambigua sensación
De plenitud y vacío.

Ahora que te has ido
Me quedo con tu perfume y tus risas,
Con tus lágrimas y mis callados gritos.

Ahora que te has ido
Siento tu palpitar enloquecido,
Siento que te amo hasta lo desconocido.

Ahora que te has ido
Estás más junto a mi que nunca
Y sueño con ese amor tan merecido.

Ahora que te has ido
Estás....estás...Vida
Y ambos lo hemos consentido.



Guillermo Reyna Allan
Posadas (Misiones)

sábado, 11 de abril de 2009

CONTRADICCIONES



Maldigo el día en que te conocí....
porque demoró mucho en llegar
Bendigo el día en que te conocí...
porque cambió mi vida
Maldigo el perfume de tu piel..
porque se aleja inoportunamente
Bendigo el perfume de tu piel...
que, impregnado en mi, me acerca a vos
Maldigo tus labios...
que se hacen desear a cada instante
Bendigo tus labios...
que convierten en miel los míos
Maldigo tus miradas...
que me descubren por dentro
Bendigo tus miradas...
porque hacen cosquillas en mi corazón
Maldigo tu lengua...
que se oculta, cual mariposa, en tu boca
Bendigo tu lengua...
que cuando me toca, me transporta
Maldigo tu cuerpo...
porque aún no es del todo mío...
Bendigo tu cuerpo...
porque pensar en él me estremece
Maldigo las contradicciones
Y también las bendigo... porque a cada momento,
a cada instante, me hacen sentir más cerca tuyo...muy tuyo...
irremediablemente tuyo.


Guillermo Reyna Allan

domingo, 8 de marzo de 2009

A dos meses


Hace ya dos meses.
Extraño tus risas, tus bromas, tu forma de vivir.
Ansío recuperar el oxígeno
que le das a nuestras vidas.
Te busco en cada rincón, en cada silencio,
en cada espacio.
Y no estás. No estás.
Me duele el alma al recordarte,
y no puedo evitar, a veces,
alguna lágrima traidora y solitaria
que deja aldescubierto mi pesar.
¿Está tu destino lejos de nuestro hogar,
lejos de todo aqeullos que compartimos
y disfrutamos?
¿Lejos de aquello que nos hizo pensar y llorar,
sentir y sonreir?
Yo te entiendo.
Trato de superar la realidad que elegiste, fantaseando
con tu presencia.
Te busco en las nubes,
en las estrellas y en el viento.
Intento, en vano, recuperarte.
Para mimarte, para besarte,
para estrecharte en mis brazos
y decirte que te quiero.
Han pasadodos meses y tu ausencia se siente,
se palpa.
Son, quizás, los primeros dos meses
del inicio de una nueva etapa en tu vida.
En nuestras vidas.
Hija querida, Gabriela, te sigo amando.
Te seguiré extrañando
como ayer, como hoy, como siempre.
Sé que estás, pero no te tengo.
Deberé conformarme con soñarte en cada pájaro,
en cada flor, en cada música.



Guillermo Reyna Allan

Posadas, 8-3-2000


Para mi hija, Gabriela.

martes, 24 de febrero de 2009

Y EL AMOR SIGUE INTACTO


Todo está en calma.
Las promesas hechas no se han ido
Y el amor sigue intacto.
En el laberinto de las dudas, de tus dudas,
hay un puñal que hiere. Que desgarra.
Pero... mira, observa... en él no hay sangre.
Todo lo imaginas... e imaginas mal.
Tranquilidad. ¿Por diez años..? Por una vida.
Mira en derredor y sólo hallarás paz.
Y el amor sigue intacto.
Nos busques fantasmas. No los hay.
Vivo en vos.Pienso en vos. Sueño en vos.
No tengo ni quiero locuras.
Y el amor sigue intacto.
Todo está en calma.
Toma mi paz y...dame paz.


A mi esposa, Patricia

Guillermo Reyna Allan

Río IV – Abril de 1997

sábado, 31 de enero de 2009

El recuerdo


Era una tarde quieta de Agosto.
El viento escondió su murmullo, y las aves
plegaron sus alas.
Las nubes detuvieron su peregrinar
y apenas, apenas, el sol entibiaba
nuestras almas.
¿Porqué esa tristeza?
Fueron dos puñaladas
y un grito.
El recuerdo. ¡Ay!, el recuerdo.

Hubo perdón. Mas, no olvido.
El cielo se abrió en una sinfonía
de azules.
Y una asamblea de pájaros
celebró las risas.
La lágrima se reinstaló
en su templo.
Y el llanto se batió en retirada.
El recuerdo. ¡ Ay!, el recuerdo.
El amor pudo más que todo




Guillermo Reyna Allan

Río Cuarto, Agosto de 1999

jueves, 22 de enero de 2009

EN CALMA


En calma.
Pasó el desasosiego, la tristeza, el desamparo.
Una pequeña raicilla, tierna, bella,
humedece mis labios.
Allá a la distancia, el cielo límpido,
se promete sin mácula.
Bajo la sombra de este retazo de montaña
mi corazón parpadea sin ansias.
Tengo la compañía de un cardenal somnoliento,
que tímidamente revolotea a su antojo.
En calma.
Tu risa llega como un recuerdo apacible.
Hoy no estás y, sin embargo, no lloro.
Mucho me has dado. Mucho te di.
Aún te poseo, pero yo, yo estoy libre.
Ah, y aclaro, sin remordimientos,
sin besos, sin caricias, pero...en calma.



GUILLERMO REYNA ALLAN


Río Cuarto - Noviembre, 1998

sábado, 10 de enero de 2009

Mi niño especial

El tema es inspirado en una canción de Martín Valverde. En sí es toda una poesía. Se los dejo para que lo disfruten...

">

sábado, 3 de enero de 2009

El "nuevo" Desiderata

El link me lo mandó mi amiga Cristina González de Luján. Es hermoso y vale la pena seguirlo hasta el final... Que lo disfruten


">