sábado, 11 de abril de 2009

CONTRADICCIONES



Maldigo el día en que te conocí....
porque demoró mucho en llegar
Bendigo el día en que te conocí...
porque cambió mi vida
Maldigo el perfume de tu piel..
porque se aleja inoportunamente
Bendigo el perfume de tu piel...
que, impregnado en mi, me acerca a vos
Maldigo tus labios...
que se hacen desear a cada instante
Bendigo tus labios...
que convierten en miel los míos
Maldigo tus miradas...
que me descubren por dentro
Bendigo tus miradas...
porque hacen cosquillas en mi corazón
Maldigo tu lengua...
que se oculta, cual mariposa, en tu boca
Bendigo tu lengua...
que cuando me toca, me transporta
Maldigo tu cuerpo...
porque aún no es del todo mío...
Bendigo tu cuerpo...
porque pensar en él me estremece
Maldigo las contradicciones
Y también las bendigo... porque a cada momento,
a cada instante, me hacen sentir más cerca tuyo...muy tuyo...
irremediablemente tuyo.


Guillermo Reyna Allan

3 comentarios:

Santi dijo...

Me encantó el poema!!! Cada palabra del mismo!!!
Tochi

Santi dijo...

Me encantó el poema!!! Cada palabra del mismo!!!
Tochi

Guillermo Reyna Allan dijo...

Gracias Tochi. Me halaga que el poema te haya llegado. Son sentimientos expresados en tinta.