domingo, 27 de abril de 2008

Ya no más


YA NO MAS



Ya no más.
Han terminado los sufrimientos
No hay nada que me impida reír.
Que me impida llorar. O hasta gritar.

Ya no más.
He dado rienda suelta mis instintos.
Provocan sentimientos. Temores. Hasta sonrisas.
Y aunque no lleguen a puerto firme mis anhelos.
¿ Qué más da ? Nada me impide tenerlos.

Ya no más.
No más súplicas. No más desvelos.
La vida corría, ahuyentada por mis tormentos.
Hoy tengo paz. La paz de quienes saben y nada saben.
La inmadura sapiencia de mil tribulaciones.

Ya no más.
Hay vacíos interminables. Noches sin sueños.
Me hace ilusiones pensar que te tengo.
Ceguera inútil de amor sin sustento.

Ya no más.
Ahora el recuerdo puso candados y me dejó afuera.
Siento el aire. Siento el sol. Siento el agua,
¡Despierta!, me dicen. ¡ No sufras ! ¡ No calles !
Recoge tus luces y escapa corriendo.
Y tienen razón. Lo mejor que tengo, lo tengo en mi alma.
Del resto no importa.
Ya no más. Nada más queda. Ya no más.


GUILLERMO REYNA ALLAN

2 comentarios:

El Charlie dijo...

Realmente bueno, no se si lo mejor, pero bueno... como una catársis y ese remolino de experiencias que te llevan a ese final... El Charlie

Guillermo Reyna Allan dijo...

Gracias Charlie:
el blog está abierto para que envíes tus comentarios y sean publicados. Un abrazo